Idioma:

Se encuentra usted aquí

Ampliación de la Línea 1 del metro de Lima en consorcio con TMB

Ayesa afianza su liderazgo en Latinamérica como especialista en proyectos de transportes metropolitanos

La apuesta de la compañía por el mercado latinoamericano sigue generando importantes contratos que consolidan a Ayesa como la ingeniería española de referencia en el sector del transporte urbano. El buen hacer contrastado de la firma ha permitido sumar un nuevo contrato en el Metro de Lima, con el que se prevé duplicar la capacidad de la infraestructura peruana. Concretamente, Ositran ha confiado a Ayesa y TMB la Supervisión Integral de las Inversiones en Material Rodante Complementario y en Obras Complementarias de la Línea 1 del Sistema Eléctrico de Transporte Masivo de Lima y Callao. El importe asciende a 6,8 millones de euros y supondrá 35 meses de trabajo. De esta forma, el grupo tiene actividad en las dos líneas que se están ejecutando en la capital. El proyecto ganado incluye la supervisión de la adquisición y prueba de 20 trenes de cinco coches y 39 vagones adicionales, la adaptación de nuevas entradas a las líneas, la remodelación de cinco estaciones y la modernización del sistema
eléctrico y la señalización ferroviaria.

En el caso de la ampliación de la Línea 1 del Metro de Lima, el mayor reto es la construcción de la infraestructura y superestructura necesaria para duplicar la capacidad de una línea que seguirá en uso. El contrato reviste de cierta complejidad, pues incluye la supervisión de obras de diferentes especialidades, todo ello teniendo en cuenta que la Línea 1 se mantendrá en operación durante la ejecución de las mismas, lo cual supone un desafío desde el punto de vista de la seguridad operacional.

Este trazado fue utilizado por 320.000 personas en 2016, un nivel de demanda que no se esperaba hasta 2035. Gracias a la ampliación prevista será capaz de transportar hasta 500.000 pasajeros al día, con un tren cada tres minutos, en lugar de cada seis como ocurre en la actualidad. Para la ciudad de Lima, estas actuaciones vienen a resolver uno de los principales problemas que afronta, pues el tráfico privado está creciendo de forma exponencial. Otros importantes metros latinoamericanos en los que participa la compañía son la Línea 1 y 2 del Metro de Panamá, la Línea 1 del suburbano de Quito y el Proyecto de la Línea 2 de Lima.

Ayesa aterrizó en Perú en 2010, desde donde actualmente se ejecutan otros importantes trabajos, como la supervisión del Aeropuerto de Chinchero – Cusco, la supervisión del Gasoducto Sur Peruano , el proyecto EPC para la planta fotovoltaica de Intipampa, el Contrato Marco de Ingeniería del Bloque 131 para CEPSA, el de Servicios en la Planta de Melchorita para Perú LNG, así como el de Servicios de Ingeniería y Gerenciamiento del Bloque 192 para Pacific Energy.